¿Hasta cuándo?

¿Hasta cuándo?

Cuando estás tratando de que algo funcione o que algo pase y todo pareciera alinearse a un NO, ¿hasta qué punto se debe de presionar para el NO hacerlo SÍ?

Entiendo que todo depende de la situación y de lo que estemos hablando sin embargo cuando me puse a pensar en eso..me pregunto en qué momento deja de ser luchar por algo para convertirse en aferrarse y de aferrarse ¿cuál sería la diferencia entre aferrarse a algo bueno o aferrarnos a algo que termina haciéndonos daño? y que al final solo terminamos creando un círculo vicioso.

Hay un dicho que dice “El que persevera alcanza” sin embargo creo que no todo es perseverancia, si no que muchas veces no diferenciamos en que parte del camino la perseverancia se hace negativa y terminamos por descubrir que no podemos dejar algo ir y estamos en una constante lucha que hace que solo terminemos cansados y agotados mentalmente, sin nada más que podamos dar. img_1380

¿Será que se debe de dar todo siempre hasta llegar a un punto de quiebre? y al llegar a ese punto de quiebre es cuando digamos un hasta aquí llegué.

No estoy muy segura cual sea la respuesta a esas preguntas pero de lo que estoy segura es que debemos de dar siempre todo de nosotros y no dejar cosas al aire, porque si dejamos cosas al aire dejamos espacio para la duda y si hay dudas vienen los “si hubiera” y es justo esas preguntas y suposiciones las que nos detienen de seguir adelante en muchas ocasiones.

Hasta la próxima!!!

Mel.

 

 

Memories

Memories

Algo que me gusta hacer en lugares públicos mientras estoy esperando algo es observar a mi alrededor.

En lugares como un aeropuerto o una central de camiones o todo ese tipo de lugares en donde hay gente llegando y saliendo a algún lugar es cuando las emociones se dejan ver con facilidad y es cuando te puedes dar cuenta de cómo los lazos emocionales entre las personas ocupan un lugar importante en la vida.

Siempre es igual, alguien que se va y alguien que se queda. En todos los lugares hay una persona que se aventura a lo desconocido a buscar algo más y la contraparte es la persona que se queda y que tiene que seguir con su rutina una vez que se agota el tiempo de la visita.

Sin embargo creo que las emociones son parecidas, son sentimientos encontrados, es un decir “Hasta pronto!”nunca un adiós y siempre con un toque de tristeza porque incluso 20160903_102941cuando hay una fecha de retorno se queda un pequeño vacío en espera de que llegue una próxima vez y llenar ese vacío con nuevas historias que después se convertirán en memorias y recuerdos, recuerdos que solo hacen querer regresar por más.

Se dice que los círculos en especial los “viciosos” son malos pero en este caso creo que debe ser el único círculo que debe de estar permitido tener.

Lo bueno de todo esto es que al final, sin importar si eres quien se queda o quien se va, los recuerdos siempre van con nosotros, haciéndonos recordar que siempre hay alguien que nos acompaña y que siempre hay alguien esperando del otro lado…en casa.

Mel.